‘La Fruslería’, crianza natural en Lavapiés

La Fruslería deslumbra por sus objetos de artesanía. Es una tienda pequeña, llena de detalles de diseño escogidos con mimo. Hay piezas de decoración, libros, bisutería, complementos de artesanos originales que están fuera de las tiendas habituales.

04_lafruslería

Mercado de San Fernando

Pero las madres que se acercan al Mercado de San Fernando no sólo buscan regalos bonitos. La Fruslería es conocida por ser de los pocos puntos de venta de productos de crianza natural en Madrid. En su sección dedicada a puericultura, se pueden encontrar fulares elásticos y tejidos, pañales de tela, mochilas ergonómicas, muñecos, ropa y productos textiles para bebés confeccionados artesanalmente y con materias primas orgánicas. De este modo, las mamás pueden tocar, probarse y dejarse aconsejar sobre artículos que se ven mucho en internet y poco en las tiendas.

En La Fruslería se encuentran artículos de Yobio para la crianza con apego, productos de Crianza Natural como los portabebés de algodón orgánico de Caboo, los fulares de malla de Fil’Up o los pañales de tela Popin, mochilas ergonómicas de Manduca, fulares tejidos de Hoppediz o Ella Roo, fulares elásticos como los que distribuye Kangura de Bobba Wrap, productos de Mis Canguritos, bandoleras, pouches, mei tai y más opciones para el porteo de los bebés.

También cuentan con ropa, fundas de carro, chupeteros o cambiadores de creadores como Buh!, Ponytail, Picafló, El Pan de la Lola, Monetes o Rocky Horror Baby, bodies personalizados de La Coquette, camisetas pintadas a mano de Globo de Papel, No me toques los Mofletes, Met y Manada, entre otras muchas opciones, todas ellas realizadas artesanalmente y con materiales orgánicos. De hecho, el número y nombre de los artesanos varía en función de lo que los cuatro dueños de La Fruslería van encontrando y que les enamora.

La última novedad en este espacio es la literatura infantil, que se hace fuerte con libros de idiomas para jugar como los de Bilingual Readers, ediciones casi de lujo como los de República Kulundruku y Takatuka o las hermosas ilustraciones de Sandra Gobet. ¡Ah! Y no hay que dejarse de lado la sección de arte, porque hay láminas deliciosas también para decorar habitaciones de niños.

Después de todo lo que hemos contado, no podríais creer lo pequeña que es La Fruslería. Y por si fuera poco, también tienen talleres de manualidades, ganchillo, porteo o pañales de tela. Es un sitio digno de conocer.

Más información en su web, en Facebook  y en twitter.

*Fotos de Alber Sánchez

Comentarios de Facebook

Comentarios

Deja tu comentario