Cinco planes con niños en la Casa de Campo

La Casa de Campo constituye la mayor extensión de tierra forestal de la Villa de Madrid, así como un pulmón natural fundamental para todos los madrileños. Se accede a ella por diversas puertas, todas muy bien conectadas con el centro de la ciudad, y es uno de los mejores espacios para pasar unas horas junto a los más pequeños disfrutando de la naturaleza y el aire puro, sin apenas perder tiempo en llegar hasta sus vastas extensiones de campo. Un lugar perfecto, además, para disfrutar a pie o en bici.

¿Quieres dar un paseo por la Casa de Campo y no sabes por donde empezar? Pues ¡toma nota de estas ideas!

VIAJE EN TELEFÉRICO

telefericoAcceder a la Casa de Campo por los aires, es una de las opciones con las que más disfrutarán los niños. El viaje en teleférico comienza en la estación de Pintor Rosales (Pintor Rosales s/n <M> Argüelles) donde nos esperan las clásicas cabinas para mostrarnos unas preciosas vistas del Parque del Oeste, la Antigua Estación de Príncipe Pío y la ermita de San Antonio de la Florida. Una vez sobrevolado el río y la concurrida M-30, el teleférico se adentra como un pájaro metálico por la Casa de Campo hasta llegar a la Plaza de los Pasos Perdidos, en lo alto del Cerro Garabitas.

terrazatelefericoAllí, la primera parada será en el Restaurante-Mirador (Cerro Garabita, s/n) donde se puede disfrutar, tanto comiendo como con un aperitivo o merienda, de las estupendas vistas y el aire puro del mayor pulmón de Madrid. Una vez hayamos recobrado fuerzas, podemos dejar a los niños un rato de diversión libre en el parque que hay junto al restaurante mirador. Si has optado por un billete sólo de ida, la excursión continua de paseo por la naturaleza. Una ruta fácil, de algo más de dos kilómetros. Bajamos por el camino del Robledal hasta llegar al complejo de los Parques Reunidos, una vez ahí, tomamos el Paseo de la Venta, que nos llevará directamente a la estación de Batán.

UNA VISITA AL LAGO

Casa de Campo, lago.El Puente del Rey conecta la Casa de Campo con Madrid por Principe Pío, y desde 2007, que se hizo peatonal, es uno de los espacios más agradables de la zona de Madrid Río, así como uno de sus espacios de mayor importancia histórica. Un plan perfecto para hacer con niños –a pie o en bici–, que comienza en la Puerta del Rey (<M> Príncipe Pío), desde la cual nos adentramos en la Casa de Campo por el paseo del Embarcadero hasta llegar al paseo Azul, que nos hace girar a la derecha y subir por el carril bici hasta llegar al Lago. Una vez allí, podremos disfrutar de un paseo en barca o sentarnos a los pies del gran Plátano Gordo, uno de los árboles más singulares del parque, con más de doscientos años de antigüedad.

Después del paseo, comer en alguna de las terrazas de la zona siempre será una buenísima idea; El Lago, El Urogallo, La Bicicleta o La Parrilla del Embarcadero son opciones estupendas donde comer a base de raciones y carnes a la brasa. No nos podremos ir sin disfrutar de los parques para niños cercanos al lago, mucho más rústicos y grandes que los que pueblan la ciudad; imprescindible la tirolina del parque que se encuentra detrás de los campos de fútbol y voleyball.

DE MERCADO Y PICNIC

dia_mercado_casa_campo_madridfree_gratis_madridUna vez al mes, la Cámara Agraria de Madrid organiza un mercado de productores locales en el recinto ferial de la Casa de Campo (Paseo Puerta del Ángel, 4 <M> Puerta del Ángel / Lago). El plan es redondo: acudir al mercado y elegir entre las muchas delicias de los agricultores y ganaderos de la comunidad, ¡sin olvidarnos del pan! Una vez tengamos nuestros bocatas hechos, podemos andar hacia el lago por el paseo de Puerta del Ángel y tomar el camino de tierra que sale a mano derecha y discurre paralelo al paseo del Embarcadero. Este camino se hunde en el terreno entre laderas llenas de árboles y vegetación, trasladándonos de inmediato a un lugar mucho más salvaje y lejano. El mágico camino nos deja en el parque Zona Río (paseo del Embarcadero, 6) una explanada con algunas mesitas para picnic. Para volver a la bulliciosa ciudad, continuaremos por el camino de tierra hasta llegar a un pequeño camino asfaltado que bordea la explanada del Puente del Rey; un lugar en el que, tras la remodelación de la zona del río, se realizan, muy a menudo, eventos ciudadanos, culturales y deportivos. Si todavía no nos apetece volver a casa, podremos tomar algo en la siempre agradable terraza del restaurante Café del Río (Avenida de Portugal, 1 <M>Puerta del Ángel / Príncipe Pío).

JORNADAS, TALLERES Y VISITAS FAMILIARES GUIADAS

DSCN0751En la Casa de Campo habitan un montón de especies distintas de fauna y flora, además, sus muchas hectáreas de vegetación han sido escenario de momentos históricos de los que aún se conservan restos. Palacios, arroyos, rincones, miradores… Tanto es el interés de la Casa de Campo, que su Centro de Información y Educación Ambiental (paseo del Embarcadero, s/n <M> Lago / Príncipe Pío) organiza diversas actividades, muchas de ellas enfocadas al público infantil y familiar. Una estupenda manera de descubrir la Casa de Campo de mano de quienes más saben sobre los muchos tesoros que esconde.

PARQUE DE ATRACCIONES Y ZOO

parqueatracciones1Estos son unos planes que, de tan evidentes, los hemos dejado para el final. No decimos nada nuevo, pero no podemos dejar de mencionar que una de las actividades que más felices hará a los niños, es pasar un día completo en cualquiera de estos dos templos dedicados al ocio infantil. Tanto al Parque de Atracciones como al Zoo (Casa de Campo, s/n <M> Batán) se puede llegar fácilmente en transporte público y ambos ofrecen opciones para celebrar cumpleaños en sus instalaciones.

Comentarios de Facebook

Deja tu comentario