Museos no pictóricos para disfrutar con niños

En Madrid, quien no visita museos con sus hijos, es porque no quiere. La oferta es tan amplia, que casi cualquier afición o gusto que los pequeños tengan, puede verse recompensada con una mañana de museo, escarbando entre la historia y las curiosidades de su hobby o diversión favorita. Más allá de las excepcionales pinacotecas madrileñas, en la Villa también se puede disfrutar de esa otra clase de museos que se encargan de enseñarnos una parcela de las múltiples cosas que forman la vida.

¿A tus pequeños les gustan las momias? Ahí tienes en Museo Arqueológico Nacional. ¿Es un apasionado o apasionada de las ciencias? Daos un paseo por el de Ciencias Naturales. ¿Va para inventor? Pues el de Ciencia y Tecnología. ¿Es un soñador? Ya verás como se encandila con el Museo del Romanticismo. ¿Atracción por las piedras? Ahí está el Geominero… Pero hay muchos más, así que ¡toma nota!

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL, un viaje al pasado remoto

Museo ArqueologicoEn este histórico –y excelentemente reformado– edificio se guardan maravillas que bien podría haber traído Indiana Jones de uno de sus trepidantes viajes. En el Museo Arqueológico Nacional (Serrano, 13 <M> Serrano/Retiro) se puede ver a La Dama de Elche, sarcófagos y momias egipcias, objetos paleolíticos, bisutería bisigoda o una réplica de los techos de Altamira, entre miles de tesoros más, sumergiéndonos en un viaje en el tiempo que acercará a los más pequeños a los orígenes de nuestra civilización. Imaginar el pasado les resultará especialmente fácil después de una visita al MAN. Además, el museo cuenta con una interesante programación infantil y familiar, que abarcan desde talleres, visitas guiadas, cuentacuentos e incluso una exposición sobre el trabajo del arqueólogo… Quién sabe, quizás tengas por casa al futuro descubridor o descubridora de una ciudad perdida…

Entrada general: 3€; reducida: 1,50€.

MUSEO DEL RATONCITO PÉREZ, la casa de quien se lleva los dientes de leche

Museo Raton PerezLa Casa Museo del especialista en dientes, Mr. Pérez, el ratón, es un museo exclusivamente pensado para los más pequeños. No sólo el tema, de por sí bastante conectado con aquellos a los que aún se les caen los dientes de manera natural, sino por toda la atmósfera que lo envuelve. Esta Casa Museo (Arenal, 8 <M> Sol/Ópera/Callao) es pequeñita y acogedora, apenas tiene tres cucas habitaciones, pero no le falta ningún detalle. En el recorrido guiado se explica la historia de la vida del famoso ratón. ¿Sabíais que fue un cuento escrito para el niño Alfonso XIII cuando se le cayó uno de sus primeros dientes de leche? Este es un museo pensado para mantener viva una ilusión que sólo es capaz de vivir en los niños, pero que mientras vive, da sentido a la vida. En La Casa Museo del Ratón Pérez también tienen una pequeña programación de talleres.

Entrada general: 3€.

MUSEO DE CIENCIAS NATURALES, para ver dinosaurios

Museo CC Naturales_2¿Qué niño o niña no se siente interesado por los dinosaurios? Estos mastodónticos animales extintos fascinan tanto a grandes como a pequeños y por eso, esos primeros pobladores tienen un hueco en todo museo de ciencias naturales que se precie, y el de Madrid no podía ser menos. Pero no es lo único que se puede ver en el Museo de Ciencias Naturales (José Gutiérrez Abascal, 2 <M> Gregorio Marañón/Nuevos Ministerios): ¿Cuáles son los mamíferos más pequeños? ¿Es más grande un elefante o una ballena? ¿Cómo son los esqueletos de un reptil, un pájaro y un mamífero?… Adentrarse por el Real Gabinete de Historia Natural, conocer más sobre la fauna ibérica, ver fósiles… El Museo de Ciencias Naturales es visita indispensable, especialmente para aquellos interesados en nuestra flora y fauna. Además, cuenta con un interesante y variado programa de actividades educativas y culturales para niños.

Entrada general museo: 6€; reducida: 3€.

MUSEO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA, conocer el pasado para imaginar el futuro

MUNCYT_2Además de ver el pasado, el MUNCYT (Pintor Velázquez, s/n, Alcobendas <M> Marqués de la Valdavia) estimula a los niños a soñar con el futuro. Este museo centra su colección y programación en la divulgación de la ciencia y la tecnología, y nos muestra desde aparatos pre tecnológicos del siglo XVI hasta la actualidad. Ver cómo nuestros antepasados soñaron con dar la vuelta al mundo, cómo comenzaron a imaginar el cine, cómo calcularon el tamaño del cielo cuando aún no sabían que era infinito, cómo nos manejábamos con la informática en los ochenta, en definitiva, cómo el ser humano ha ido pensando e inventando a lo largo de los años, para dejarnos el mundo y los objetos con los que hoy disfrutamos. No hay mejor forma de enseñarles a los niños que el conocimiento no tiene límites, que darse una vuelta por el MUNCYT.

Entrada gratuita.

MUSEO DE CERA, adorablemente bizarro

Museo de CeraEl Museo de Cera (Paseo de Recoletos, 5 <M> Colón), además de una reliquia de lo más kitsch, resulta un plan perfecto para pasar una tarde divertida con los más pequeños. Independientemente del parecido que las figuras guardan con los personajes reales, este museo ofrece una galería de personalidades que han hecho historia en nuestro país y fuera de él. Desde los Reyes Católicos o Cleopatra a un desencajado Fernando Alonso –los ases del deporte tienen especial protagonismo aquí–, sin olvidarse de una representación generalizada de los personajes de las películas y series infantiles como Draculaura, Bart Simpson, ET, Snoopy o Jack Sparrow. A los más atrevidos, la galería del terror y el crimen, les dejará boquiabiertos. Además, el Museo de Cera cuenta con tres atracciones exteriores: un tren del terror, un simulador de vuelo y la llamada Multivisión, que ofrece una fascinante visión de la historia de España en 27 proyectores y sonido hexafónico.

Entrada general: 19€; reducida: 12€.

MUSEO DEL FERROCARRIL, un museo industrial

Museo del FerrocarrilEl Museo del Ferrocarril (Paseo de las Delicias, 61 <M> Delicias) ha sido escenario de multitud de películas de época, ya que su catálogo de trenes abarca toda la historia española de este medio de transporte. Los pequeños amantes de los trenes –e incluso los que nunca habían reparado en ellos–, pueden desde subirse a imponentes máquinas de hierro y ver cómo funcionaban cuando eran movidas por el vapor o el carbón, a observar la decoración de los antiguos vagones, los uniformes de los primeros empleados ferroviarios, los múltiples cachivaches que se utilizaban e incluso maquetas y juguetes de trenes antiguos. Además, seguro que más de un padre, madre o abuelo, recordará haber viajado en algunas de las máquinas que allí se exponen. El del Ferrocarril es un museo divertido, ameno y muy instructivo sobre un medio de transporte cargado de lirismo e historia.

Entrada general: de lunes a viernes antes de las 14h, 6€; fines de semana: 2,50€; reducida: 4€.

MUSEO GEOMINERO, auténticos tesoros geológicos

Museo GeomineroPara los pequeños amantes de las piedras y los minerales, este museo esconde auténticos tesoros. Además de una importante colección de minerales, piedras y fósiles procedentes de toda España, las antiguas colonias y algunos yacimientos del registro mundial, el Museo Geominero (Ríos Rosas, 23 <M> Ríos Rosas) ofrece una intensa actividad los fines de semana y durante las vacaciones escolares, en las que los talleres de divulgación para niños adquieren un notable protagonismo. Además, en su web ponen a disposición de las familias un interesante material didáctico y divulgativo, con el popular Tadeo Jones como maestro de ceremonias.

Entrada gratuita.

MUSEO DEL ROMANTICISMO, para soñadores

Museo del RomanticismoEl Museo del Romanticismo (San Mateo, 13 <M> Tribunal/Alonso Martínez) es como entrar en un escenario de una película de época. Ubicado en un palacete real –donde en el siglo XIX vivieron los condes de la Puebla Maestre–, cada sala recrea las costumbres y vida cotidiana de la alta burguesía del Romanticismo. Cuadros, objetos, esculturas, muebles, complementos, ropa… todo en él está perfectamente colocado para que el visitante pueda visualizar con rapidez cómo era la suntuosa y elegante vida de los acomodados de tan literaria época. Además de con una excelente colección, el museo cuenta con una agradabilísima terraza donde poder merendar o desayunar como un auténtico romántico del siglo XIX.

Entrada general: 3€; reducida 1,50€.

MUSEO DEL REAL MADRID, las entrañas del madridismo

Museo Real MadridEste es un museo especialmente pensado para los muchos aficionados del Real Madrid. Si es tu caso, o el de tus hijos, disfrutaréis como enanos. El Museo del Real Madrid (Avenida Concha Espina, 1 <M> Cuzco) exhibe documentos, fotos, trofeos, medallas, carteles y demás elementos que narran la historia y los triunfos más destacados del club. Y como –le pese a quien le pese– las victorias del equipo merengue van aumentando con los años, la exposición del museo no hace más que crecer. Si quieres ver de cerca una Copa de Europa, en el Museo del Real Madrid tendrás once para observar. Además, la visita incluye un paseo por el campo del Santiago Bernabéu, videos en los que se rememoran los mejores goles de la historia, documentales… Un auténtico sueño para los aficionados.

Entrada general: 24€ (17€ con carnet madridista); infantil (hasta 14 años): 18€ (13€ con carnet madridista).

MUSEO DEL TRAJE, la evolución de las modas

Museo del TrajeEl imponente edificio –ganador del Premio Nacional de Arquitectura en 1969– que hoy alberga el Museo del Traje ya de por si, merece ser visitado. En su interior esperan inmóviles las indumentarias de nuestros antepasados, y entre telas, corpiños y zapatos imposibles, vemos no sólo cómo hemos evolucionado en nuestra forma de vestir, sino también en medidas corporales y libertad de movimientos. El Museo del Traje (Avenida Juan de Herrera, 2 <M> Moncloa/Ciudad Universitaria) ofrece una visita muy llevadera e interesante en la que se muestran conjuntos y escenografías para que veamos cómo vestían las personas desde el siglo XVIII a la actualidad. El museo completa su programación con una amplia oferta de actividades que abarcan desde conciertos a certámenes y desfiles de jóvenes diseñadores. Entre sus actividades didácticas cuentan con ‘La pieza del Mes’, en la que un destacado especialista, explica de manera detallada una pieza de la exposición permanente. Pasar una mañana en el Museo del Traje, disfrutando del espacio y los jardines, se convierte en una estupenda actividad, sobre todo si tienes en casa a un enamorado de la ropa.

Entrada general: 3€ (los niños entran gratis).

Comentarios de Facebook

Deja tu comentario